WeSay Magazine
lunes 17 de diciembre de 2018

Renovación del Certificado PyME

Esta semana hay que proceder a la renovación del certificado PyME de las empresas y de las personas físicas que aún no lo hicieron y que cerraron ejercicio el 31/12/2017. Según el Ministerio de la Producción de la Nación existen un total de 853.886 PyMES, de las cuales 375.386 se registraron desde la implementación de la Ley Pyme y 328.824 tienen el certificado vigente.
 
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TENER ESTE CERTIFICADO RENOVADO?
 
1-Porque aunque haya obtenido los beneficios de la Ley (IVA a los 90 días, computar 100 % el impuesto al cheque a cuenta de ganancias, derogación del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, etc) si el certificado venció, todos estos beneficios caducan. 
 
Sucedió que algunas PyMES tomaron conocimiento que el certificado se le había vencido porque recibieron intimaciones de pago y embargos sobre posiciones de IVA que habían vencido al mes siguiente, cuando la PyME creía que vencía a los 90 días.
 
2-Si obtuvo el certificado por primera vez, recién desde ese momento la MiPYME puede computar el 100% del impuesto al cheque. Lo retenido hasta ese momento sólo puede computar el 17%
 
3-Si ya tenía el certificado y no lo renovó, se pierden los beneficios hasta que vuelva a hacer el trámite.
 
¿POR QUÉ ES TAN BAJA LA ADHESIÓN A ESTE REGISTRO?*
 
1-Como en general es mucho mas fácil dar de alta una MiPYME que darla de baja, es probable que este registro esté desactualizado en cuanto a aquellas MiPYMES que cerraron. Hay ciertas mediciones privadas que hablan de un número cercano a los 650.000 PyMES.
 
2-Hay por parte del profesional en Ciencias Económicas un desconocimiento, un desinterés y escepticismo infundado respecto a los beneficios citados. Por ejemplo, una vez que se cumplen los primeros 90 días, vuelve a vencer todos los meses el IVA (aunque sea de tres meses atrás) y esa cadena vuelve a generar problemas de iliquidez muy típica en las MiPYMES.
 
3-Respecto al cómputo a cuenta de ganancias del impuesto al cheque: aún a la PyME en general no le vencieron las declaraciones juradas por lo que no pudieron apreciar el beneficio financiero. Las mejor asesoradas pudieron computar este impuesto contra anticipos del Impuesto a las Ganancias.
 
4-En lo relacionado al beneficio del cómputo del 10% de la inversión como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias, en obras de infraestructura o en bienes de capital tangibles, entre el 1 de julio de 2016 y el 31 de diciembre de 2018 (excepto automóviles): Este fue un período donde la actividad cayó y fue muy bajo el nivel de inversión por parte de la MiPyME, por lo que no termina de ser un incentivo real y concreto.
 
CONCLUSIONES
 
La Ley Pyme que impulsó el Gobierno de Cambiemos fue una Ley revolucionaria en cuanto a que es la primera vez que una normativa estableció beneficios concretos al sector más representativo en cuanto a generación de empleo en nuestra economía, pero es de lamentar que la Reforma Fiscal sancionada a fin del año pasado haya abandonado totalmente estos preceptos y que, para peor, haya igualado normativa tanto para MiPYMES como para las grandes empresas.