WeSay Magazine
lunes 22 de octubre de 2018

"En los últimos cuatros años creció la cantidad de emprendedoras mujeres"

Belén Fernández

La Fundación Impulsar es una ONG que, como su nombre lo indica, impulsa y acompaña a jóvenes emprendedores en el proceso de transformar sus ideas en negocios a través de programas de capacitación, orientación económica y mentoría. Ana Gessaghi, directora de proyecto de la fundación y licenciada en Trabajo Social contó a We SAY! la importancia del acompañamiento durante los primeros tres años de emprendimiento y destacó el crecimiento del género femenino. Además nos brindó ciertos tips para tener en cuenta a la hora de comenzar a volcar nuestras ideas para lograr un negocio sostenible a lo largo del tiempo.

¿De qué se trata la Fundación Impulsar?¿Cuándo fueron sus inicios?

Es una ONG sin fines de lucro que arrancó en 1999 dando soporte a emprendedores a través de capacitaciones. Todo el servicio de la organización es gratuito. Capacitación gratuita en todo lo que es plan de negocios que dura dos meses. Ahí cualquier persona con ganas de emprender con un proyecto concreto pero que necesita acompañamiento participa del curso, arma su plan y este plan es evaluado por un comité, le llamamos evaluación pero el emprendedor lo que hace es presentar su proyecto ante varias personas y lo que se hace es una pequeña pre-selección viendo las características emprendedoras de la persona. Cuando se cuenta con los fondos se entrega un préstamo sin interés ni garantía, no siempre contamos con esos fondos. Lo que es nuestro fuerte es la mentoría, esto es el acompañamiento gratuito con una persona con experiencia en negocios que acompaña al emprendedor durante el primer año de los primeros tres que son los más críticos. Esto es a través de reuniones que son mensuales, presenciales, lo que se hace es armar un plan de trabajo con metas medibles y que se puedan alcanzar. El mentor acompaña el desarrollo profesional y personal de la persona. Impulsar es miembro de una red mundial que nuclea a más de 50 países en todo el mundo en donde compartimos nuestras prácticas para ir mejorando.

¿Cualquier emprendedor puede participar?

Sí, siempre que tenga más de 18 años con una idea de negocio y el acompañamiento de un donante que es una empresa privada, desde ahí llevamos el proyecto a todas partes del  país. Obvio que tiene que tener ganas y compromiso de emprender.

¿De qué se trata el proyecto Empuje?

Está enfocado a jóvenes de entre 18 y 35 años, con secundario completo o el último año en curso. No deben tener un ingreso mayor de 8600 pesos y tienen que vivir en Capital o en el Gran Buenos Aires. El 6 de octubre se presentan los proyectos y quenes queden seleccionados ya arrancan con todo el proceso de mentoría en el que asignamos una persona específicamente para cada uno durante todo un año.

¿Cuántos de estos emprendedores que se inician logran concretar sus proyectos con éxito?

En general el 60% de los emprendedores cuando se inscriben y reciben la mentoría que es lo que marca la diferencia, el 80% de los que reciben mentoría pueden superar los primeros tres años que son los críticos y generar empleo y transformar el proyecto en algo sostenible.

¿Cuáles son los momentos más críticos que debe superar un emprendedor en sus inicios?

Lo primero, lo que más cuesta es poder organizarse. Nosotros trabajamos con gente que la tiene clarísima, que hacen cosas buenísimas que tienen una pasión enorme pero la parte de negocios es lo que más los traba. Una vez que los acompañaste en ese momento y arrancan a plasmar la idea en un papel y a organizarse, es mucho más sencillo. Después poder darle continuidad al emprendimiento es difícil. En general, estan solos y trabajan muchas horas. Por eso el mentor es clave para poder compartir sus frustraciones, aprender de alguien que tiene más experiencia. Los primeros tres años son los más difíciles, por eso es muy importante que el primer año esten acompañados. Después de esos tres años, no hay dudas, es éxito garantizado.

¿Ante los momentos de crisis económica del país, es cuándo surgen más emprendedores? ¿Hay una especie de boom de emprendimientos propios?

Yo creo que el argentino es muy creativo y cuando tiene necesidad se arremanga y le busca la vuelta, pero no todos tienen las herramientas como para vivir de eso. Lo importante es que el ecosistema  de emprendedores está creciendo muchísimo. Hay muchas opciones para capacitarse, para recibir financiamiento, eso hace que haya más emprendedores y que también haya más oferta para las necesidades de los emprendedores, sobretodo porque la creatividad es enorme.

¿Qué diferencias hay entre emprendedores hombres y mujeres?

Yo hace muchos años que trabajo con emprendedores. Hace cuatro años atrás el porcentaje era el mismo, había la misma cantidad de hombres y mujeres. Hoy está creciendo la emprendedora femenina, no sólo por una necesidad económica sino porque la mujer fue avanzando y se anima más. Esto tiene que ver con un contexto y un acompañamiento social. La mujer ocupa más lugares que antes no ocupaba, hay un acompañamiento del género masculino y eso es buenísimo. El hombre acompaña a la mujer en las decisiones. No está todo hecho, hay que seguir trabajándolo pero siento que vamos por buen camino.

¿Qué consejos le das a quienes están emprendiendo?

Hay que animarse, arrancar, dar el primer paso. Las cosas se van dando de apoco. Otro consejo es que hay que conectarse con mentores, con otros emprendedores, no quedarse solos, y capacitarse. Lo que le pasa a uno le pasa también a los demás. Es clave que estén conectados con otros.